Aldente y el caso del ratoncito. Capítulo 1: “Tenemos robot nuevo en la oficina”

"Horror Humano" por Teo M. (Barcelona)

¡Qué calor! Todos los veranos me preguntan lo mismo: “¿Por qué llevas gabardina si hace tanto calor?”. Se nota que no saben que los detectives privados de verdad siempre llevan gabardina. Y yo, Macarrón Aldente, soy un detective de pies a cabeza. Suerte que este verano he contratado a un robot nuevo para la oficina. Creo que se llamaba algo así como “Horror Humano” y fue diseñado como robot de combate. El problema es que un día se dio un golpe en la cabeza y se quedó un poco tonto. Por eso me lo vendieron tan barato en el mercadillo. A mí me viene muy bien porque me ayuda a clasificar los papeles y, cuando el calor aprieta mucho, tiene una función en los brazos llamada “torbellino” que sirve como ventilador. Le llamo Robotijo.

El ratoncito de Alicia R. (Ubrique, Cádiz)

Además del calor, me agobia el caso nuevo en el que me he metido. Parece ser que ha desaparecido un ratón. Yo, como es lógico, lo primero que me pregunté fue: “¿A quién le importa que se pierda un ratón? Si hay miles”. Pero dicen que no, que como este no hay ninguno. Nadie conoce su nombre, pero sí su apellido. Lo llaman Ratoncito Pérez. Cuando le dije a mi cliente, un niño que apenas levantaba un palmo del suelo, que no tenía ni idea de quién era, me miró como si yo fuera un extraterrestre.
-¿Es que nunca se te ha caído un diente? -me preguntó.
-¿Desde cuándo has visto a algún macarrón con dientes? -le contesté yo.
El caso es que me explicó que es un ratón que recoge por las noches los dientes de leche que se les caen a los niños y les deja a cambio alguna moneda o regalo. Es decir, no es que robe los dientes. De alguna manera, los paga.

El ratoncito de Javier A. (Segovia)

-No habrá desaparecido, el problema es que se debe de haber arruinado -comenté yo.
-El Ratoncito Pérez no se arruina -respondió el niño mirándome fíjamente-. Es mágico. Igual que los Reyes Magos nunca se quedarán sin juguetes, el Ratoncito Pérez jamás dejará de tener algún detalle para quien haya perdido un diente. A no ser que desaparezca…
-Como dices que ha ocurrido ahora.
-Sí, señor Macarrón. El problema es que, como le decía, se trata de un personaje mágico y ni siquiera se sabe muy bien qué aspecto tiene. Yo le he traído unos dibujos que unos amigos míos han pintado, pero lo cierto es que nadie le ha llegado a ver hasta el momento.

El ratoncito de Jimena M. (Laguna de Duero, Valladolid)

-¿Y quieres que encuentre a un ratón que ni siquiera sabemos cómo es?
-Entiendo que es difícil, pero tenía entendido que usted era de los mejores…
-No, muchacho. Estás completamente equivocado. No soy de los mejores. Soy el mejor. Y da por hecho que encontraremos a ese ratón aunque se lo haya tragado el mismísimo infierno.

CONTINUARÁ…

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. silvia
    Jul 03, 2011 @ 22:09:01

    Que raro pero muy bonito.
    El que creo que es un artista…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: