Silencio… ¡se rueda!

Escena de la película "Súper 8" | © Paramount Pictures

Hoy estamos acostumbrados a hacer vídeos hasta con el teléfono móvil. Pero hace muy poco, grabar imágenes en movimiento no resultaba tan sencillo. En realidad, el cine nació gracias a un “defecto” que tenemos en los ojos. ¿Alguna vez te han hecho una foto con un flash de cerca? ¿Verdad que después te quedas viendo un puntito blanco durante algunos segundos? Pues eso es lo que se llama la “persistencia de la visión” y es lo que nos permite crear la ilusión de movimiento al ver muchas imágenes proyectadas en fotogramas.

Juguetes ópticos como el Zootropo permitieron crear la ilusión de las primeras imágenes en movimiento

Dos hermanos franceses, apellidados Lumière, fueron los inventores del cine allá por el año 1895. ¡Hace la torta! Al principio, el cine no tenía ni sonido ni color. Aún así, enseguida causó sensación por todo el mundo.

Anuncio del Cinematógrafo de los hermanos Lumière

Cuando los avances técnicos permitieron dotar de voz y color a las películas, los directores de cine se encontraron con un problema. Las cámaras que se necesitaban para rodar las películas eran inmensas y pesaban una barbaridad. Por eso, la mayoría de las películas se hacían dentro de grandes estudios.

Las cámaras de cine llegaron a ser gigantescas

Con el paso del tiempo, las cámaras fueron haciéndose más pequeñas y ligeras. E incluso se inventaron formatos de tamaño reducido para que la gente pudiera filmar sus propias películas en casa. Así nació el Súper 8, que fue el antecedente a las cámaras de vídeo.

Con las cámaras de Súper 8 se hicieron las primeras películas caseras

El vídeo, que utiliza un proceso de grabación mucho más sencillo que el cine, lo revolucionó todo. Aunque al principio ocurrió algo parecido, ya que las primeras cámaras de vídeo domésticas también eran unos armatostes considerables. Luego comenzaron a reducirse. Y con la llegada de la tecnología digital, la grabación de imágenes se ha extendido ya no sólo a cámaras convencionales, sino también a ordenadores portátiles, tabletas y, por supuesto, teléfonos móviles.

Un momento del rodaje de "Alejandro Magno", en el que se utilizaron cámaras de cine mucho más modernas y ligeras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: