Fabrica tu espada de mosquetero

Esta imagen pertenece a la divertida versión de dibujos animados de "Los tres mosqueteros" realizada por los estudios Disney. | © Walt Disney Pictures

Pero ¿dónde se ha visto un mosquetero sin espada? Vamos a ver, al grito de “Todos para uno y uno para todos”, tú ¿con qué saludas? ¿Con un salchichón? ¡Hombre, por favor! A estas alturas ya pensaba que habías aprendido que para ser un perfecto mosquetero es absolutamente imprescindible tener una espada. ¡Imprescindible! ¿Sabes lo que significa eso? Pues que ya estás despejando la mesa del salón, que te vas a poner ahora mismo a fabricar tu espada. Es bien fácil.

Lo que necesitamos:

  • Cartón
  • Lápiz
  • Cutter
  • Tijeras
  • Cartulina
  • Papel de colores
  • Pegamento
  • Piedras

Paso 1

Esto está chupado. Sobre el cartón, dibujas cómo quieres que sea tu espada. Con la ayuda de un adulto, ya sea papá, mamá, el abuelo, tu hermano, la vecina de al lado, el portero… y de un cutter, cortas la espada que has dibujado y la separas del cartón. Luego, coges otro cartón exactamente igual, utilizas la espada que has cortado como plantilla, dibujas sobre el segundo cartón y cortas de nuevo con el cutter. Ahora has de tener dos espadas exactamente iguales, ¿vale?

Paso 2

Pones pegamento en una cara de una de las espadas y la pegas a la otra para que tu arma tome ya cierta consistencia. Con la espada como plantilla, dibujas sobre una cartulina del color que tú quieras (te aconsejamos el plateado o gris) la parte de la hoja de la espada. Dos veces. Y recortas con tijeras. Luego tendrás que pegar una en un lado y otra en el otro. Si vas de profesional, a uno de los dibujos de la cartulina le puedes añadir solapas como en el dibujo.

Paso 3

Lista la hoja de la espada, pasamos a la empuñadura. Para hacerla puedes volver a utilizar parte del cartón que te haya sobrado, cartulina de otro color, o simple papel de colores. La cuestión es que recortes un trozo para embellecer la base del mango y otro para la empuñadura en sí. Aquí puedes dar rienda suelta a tu creatividad. Pero, eso sí, que luego te resulte cómoda de sujetar cuando haya que batirse en duelo.

Paso 4

Estamos ya en los últimos detalles. Se trata de la decoración de la empuñadura. Puedes emplear pequeñas piedras y pegarlas como en la imagen. O alguna reproducción de piedras preciosas que tengas de algún juguete antiguo. Lo que te parezca mejor para personalizar tu espada y darle ese toque de mosquetero que tú necesitas.

¿Te ha quedado chula? Seguro que sí. Pues nada, ahora sí que ya estás convertido en todo un mosquetero. No pierdas ni un minuto y… ¡¡ponte ahora mismo a jugar!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: