Tintín y los detectives juveniles

© Hergé-Moulinsart 2010

En realidad, Tintín aparece en los cómics como un reportero. Pero bien se le puede considerar como un detective, ya que en todas sus historias acaba investigando algún que otro misterio. De este modo, formaría parte de una extensa galería de detectives juveniles que hemos conocido gracias a la literatura y a los cómics.

Emilio y los detectives

En 1929, justo un año antes de que se presentara la primera aventura de Tintín, el escritor alemán Erich Kästner publicaba en Berlín la novela juvenil Emilio y los detectives, una emocionante historia protagonizada por un par de muchachos que en poco tiempo se convirtió en un gran éxito, llegando a ser traducida a 59 idiomas.

Roberto Alcázar y Pedrín

Lectores de todo el mundo celebraron la irrupción de esos detectives juveniles, aunque mucha mayor resonancia tuvo aún la aparición posterior de Tintín. En el terreno del cómic, Tintín marcó un antes y un después. A su sombra, surgieron numerosos personajes más o menos parecidos. También en España. El más conocido de ellos fue, sin duda, Pedrín, el repelente niño que acompañaba en sus aventuras al justiciero Roberto Alcázar. Los tebeos protagonizados por esta pareja surgieron en 1940 de la imaginación del guionista Juan Bautista Puerto y se hicieron muy populares. Sobre todo por las exclamaciones que ambos protagonistas pronunciaban en su lucha contra el mal: “¡Ostras, Pedrín!”, “¡Sopla!”, “¡Recastaña!”.

Detective Conan

Mucho más tarde, un manga japonés presentaría a otro detective juvenil que alcanzaría fama internacional gracias al cómic y a la televisión: Detective Conan, un personaje que toma su nombre en homenaje al escritor escocés Arthur Conan Doyle, creador del detective más famoso de todos los tiempos: Sherlock Holmes.

Al margen del cómic, la literatura nos ha proporcionado numerosos detectives juveniles, como Júpiter Jones, Pete Crenshaw y Bob Andrews, los héroes de la saga de novelas protagonizadas por Los tres investigadores, de Robert Arthur. Como ellos, han sido infinidad los chicos que en distintas obras han querido mostrar sus dotes de detectives, como fue el caso de Quique Hache detective. ¿Y las chicas? Por supuesto. Ellas también han presumido de su capacidad como investigadoras, aunque siempre con más humor que otra cosa. Dos casos recientes los hemos visto gracias a la incorregible Judy Moody y también a Sandra, detective de cuentos, que incluso cuenta con su propia serie de televisión.

Sandra, detective de cuentos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: