Este gato se ha puesto las botas

Sí, como lo oyes. Porque está dispuesto a convertirse en el minino más conocido de la temporada, a fuerza de valor, espada y… ¡mucho sentido del humor! Se trata de El gato con botas, ese tronchante personaje al que pudimos conocer en la saga de películas de Shrek, que ahora cuenta con película propia. ¡Y vaya película!

Lejos de lo que te pueda parecer, esto del gato con botas no es nuevo. Es mucho anterior incluso que las películas de Shrek. Se trata de un cuento popular europeo que se contaba de pueblo en pueblo allá por el siglo XVII, nada menos. ¡Huy, qué vejestorio de gato!, pensarás. Pues sí, tiene su edad. Vamos a conocer un poco más sobre su origen antes de hablar de la película, ¿te parece?

En 1697, un escritor al que le gustaba mucho recopilar los cuentos que oía, y que se llamaba Charles Perrault, incluyó la historia de El gato con botas en una obra suya que se hizo muy conocida: Cuentos de mamá ganso. En ella se contaba la historia original, la del hijo pequeño de un humilde molinero que recibe como única herencia un gato tras la muerte de su padre. Arruinado, el chico piensa en comerse el gato para no morir de hambre, pero éste resulta ser más listo que nada. Le pide prestadas unas botas al chico y se va directo al rey, ante el que finge ser el enviado de un rico aristócrata: el marqués de Carabás. Y, gracias a su ingenio, consigue que su amo triunfe e incluso se case con la bella hija del rey.

Ahora sí, toca ya hablar de la película. En El gato con botas que se estrena en el cine, el héroe es un espadachín legendario al estilo del Zorro (de hecho, la voz del gato se la pone el popular actor Antonio Banderas, protagonista de las últimas adaptaciones que se han realizado hasta la fecha del Zorro). Tras criarse en un pequeño orfanato y verse obligado a convertirse en un forajido, la gente de su pueblo recurre a él para evitar ser víctima de un terrible destino. El valiente gato acepta ayudar a sus vecinos y se embarca en una misión tan peligrosa como divertida.

En esta aventura, el gato con botas no está solo, sino que cuenta con la colaboración de dos buenos amigos: por un lado está Kitty Zarpas Suaves, una gatita que parece un amor, pero que cuando tiene la espada en la mano es un auténtico peligro; y, por otro, Humpty A. Dumpty, un ingenioso inventor con forma de huevo que se convierte en el mejor aliado del gato. 

Atrevido, mujeriego y, sobre todo, divertido, este gato ha iniciado ya su camino para convertirse en el más legendario de los héroes con botas. Y, si quieres un buen consejo, creo que merece la pena acompañarlo. 

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Alba
    Nov 25, 2011 @ 22:01:48

    El gato ¿tenía novia?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: